lunes, 24 de septiembre de 2012

LA TITA RIVERA

Bueno, bueno, bueno...

¡ESTAMOS DE VUELTA!


Tras un parón de unos cuantos meses, retomamos nuestro Blog con muchas ganas y, lo más importante, ¡muchos sitios nuevos que os van a encantar!


Para empezar por todo lo alto, os vamos a hablar del que, ahora mismo, es nuestro rincón favorito de Madrid...


LA TITA RIVERA



Situado en una pequeña calle de la capital (Pérez Galdós, nº 4) encontramos este curioso lugar, lleno de gente "guapa" dispuesta a pasar una larga y divertida tarde, llena de interesantes conversaciones.




La mayoría de clientes son fieles a "la Tita", se conocen a los camareros y apenas miran la carta porque ya saben qué van a pedir, pero en la Tita siempre hay sitio para gente nueva que será recibida como si fueran conocidos de toda la vida.


La carta es fácil y brillante:
  • Para beber, encontraréis las famosas "latitas" de "la-Tita", unas bebidas que fabrican ellos mismos, envasadas en sus propias latas y que os dejarán con la boca abierta. Tinto de verano, blanco de verano, sangría, sidra, rebujito... ¡Y se pueden comprar para llevar a casa!



  • Unas cuantas raciones, presentadas en cajas de cartón o en latas (como todo en este lugar), buenas, bonitas y baratas: patatas bravas, fingers de pollo, alitas, croquetas, riquísimas ensaladas...


  • Los CASIS: son lo típico del lugar, un bollito de pan tamaño rollo de celo, con el ingrediente que elijáis dentro, ¡por sólo 2 €! La oferta es muy amplia, y también los hay dulces.




Por supuesto, la decoración está cuidada hasta el último detalle: un toque industrial, desaliñado pero perfectamente estudiado, aire vintage y, sobre todo, repleto de latas por todos lados.








El punto clave de la Tita lo pone su terraza que, en vez de estar en la entrada, se encuentra al fondo del local, en un patio de manzana. Ha sido protagonista de muchos reportajes sobre las mejores terrazas de Madrid, ¡y no nos extraña nada! Abarrotada de gente, con mesas altas y unos barriles de cerveza tamaño XXL, suelo de madera y grandes macetas, es el alma de este lugar y el punto de encuentro perfecto en las horas de atardecer.








Otro pilar fuerte son sus camareros, jóvenes, guapos y vestidos a la par: camisa vaquera azul, cerrada hasta el cuello, y pajaritas escocesas. ¡Para robarlos!





Sin duda alguna, un lugar fundamental que tenéis que añadir a vuestra lista, no os defraudará y volveréis, seguro, más de una vez. Todos somos sobrinos de esta Tita. ¡No tardéis en ir para poder aprovechar la terraza!




Nombre: La Tita Rivera
Calle: Pérez Galdós nº 4 (Chueca)
Metro: Chueca
Precio: bueno, bonito, barato





¡Esperamos vuestros comentarios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Déjanos tu comentario!